Hazte Socio

Descarga, cubre el formulario y envíalo: info@ganaderosasturianos.es

FORMULARIO ALTA

Evolución del mercado lácteo

Buscador

La Unión Europea trata de ganar tiempo a la crisis del lácteo con más parches. El sector sufre una sangría de precios histórica desde que se vio obligado a decir adiós al sistema de cuotas en el 2014. Ninguna de las medidas que desde entonces se han puesto sobre la mesa han servido para amortiguar el duro golpe. Ni las de entonces, ni las de ahora.

 

Los ministros de Agricultura de la UE se reunieron ayer en Bruselas para otear de nuevo el horizonte en busca de posibles soluciones a una crisis que les ha desbordado. Más de cien propuestas enviadas y una tanda de descartes después, tan solo lograron apremiar a la Comisión Europea para que ponga en marcha una serie de medidas de corto alcance y dudosa eficacia.

El comisario de Agricultura, Phil Hogan, lo dejó bien claro. Cualquier maniobra para ayudar al sector debía hacerse dentro del actual marco de libre mercado. Y así se hizo. Sin reconocer abiertamente el fracaso del fin de las cuotas, pero admitiendo la situación de «severos desequilibrios» en el mercado, el irlandés se comprometió a valorar la vuelta por la puerta de atrás al esquema que permitía organizar la producción. ¿De qué manera? Activando «de manera temporal» y por primera vez el artículo 222 de la OCM que permite al sector organizarse para pactar un recorte de la producción, que aumentó un 2,5 % en el 2015, sin que las autoridades de competencia saquen tarjeta roja. Con menos leche en el mercado, los precios deberían experimentar una subida significativa.

La cesión a regañadientes de Bruselas llegó tras una larga batalla política. España y Francia encabezaron el pelotón de países que demandaban una subida del precio de intervención en el mercado. El portazo de Hogan a la propuesta fue definitivo. La ministra española de Agricultura, Isabel Tejerina, asumía ayer la derrota: «Solicitamos un aumento de los precios de intervención. La Comisión ha dejado muy claro que no lo va a hacer así que pedimos medidas con un efecto equivalente».

Compromisos en las ayudas.

Hogan expuso ayer ante los ministros una lista de medidas que pondrá en marcha para tratar de reflotar las explotaciones. Por el momento se baraja un aumento temporal del techo de minimis, de manera que los Estados podrán conceder ayudas de hasta 15.000 euros por ganadero al año, sin necesidad de mantener techos máximos nacionales y sin que esas primas se consideren ayudas de Estado ilegales. Aunque la medida está encaminada a actuar a corto plazo, su puesta en marcha podría dilatarse hasta los siete meses.

También aumentará de forma temporal el techo de intervención pública a precio fijo para la leche en polvo y la mantequilla pasando de las 109.000 y 50.000 toneladas actuales a las 218.000 y 100.000 respectivamente.

En cuanto a las medidas enfocadas a dar salida al excedente de producción que hay en el mercado, Hogan acepta extender una línea de crédito articulada a través del Banco Europeo de Inversiones para las explotaciones que opten por vender su producto en el exterior. También contempla incrementar el sobre de ayudas a la promoción de la leche, dadas las «turbulencias» en los mercados como el chino, con una demanda a la baja. Para culminar la frágil ofensiva política, la Comisión creará un grupo de alto nivel para la leche. Los funcionarios nacionales de mayor rango se reunirán con los expertos comunitarios para abordar cuestiones como la transparencia en el mercado, el acceso de los ganaderos a instrumentos financieros y la organización colectiva.

 

Fuente: www.lavozdegalicia.es

DMC Firewall is developed by Dean Marshall Consultancy Ltd