Hazte Socio

Descarga, cubre el formulario y envíalo: info@ganaderosasturianos.es

FORMULARIO ALTA

Evolución del mercado lácteo

Buscador

El Consejo de ministros de agricultura de la UE, en su reunión del mes de febrero, se limitó a “comentar” la grave crisis que sufre el sector productor de leche, derivada de la caída de los precios y del hecho de que las medidas adoptadas hasta la fecha no aliviaron esta situación. Sí se reconoció la gravedad de la situación; sin embargo, ninguna decisión fue adoptada.

En la actualidad, muchos productores de leche en Europa, los que tienen capacidad para hacerlo, entre los que no se encuentran las asturianos básicamente por la falta de base territorial, no encuentran otra salida que incrementar su producción con el objetivo de suavizar la disminución de sus ingresos. Esta respuesta significa entrar en un círculo vicioso: al incrementar la producción total de leche no se produce una recuperación de los precios, lo que en definitiva significa un agravamiento de la crisis.

Las principales decisiones de las instituciones europeas sobre la PAC 2014/2020, arrastradas del periodo anterior, para el sector de la leche, en lo referente a las medidas reguladoras del mercado -la disminución del precio de intervención de los productos lácteos y el hecho de poner fin a las cuotas lácteas-, se fundamentaron en una premisa básica: los agricultores y todos los actores económicos sectoriales serían capaces de responder y reaccionar a las señales del mercado.

Pero la realidad demostró que no existe esa capacidad de reacción, y que estos cambios son los auténticos responsables de la situación de crisis actual. Pero tanto la Comisión como el Consejo descartaron la posibilidad de restaurar el sistema de cuotas y de incrementar los precios de intervención, con lo que parece que esta vía está agotada para las autoridades europeas.

 “Es necesario un fondo de seguro de crédito a la exportación de mantequilla y leche desnatada”

Otras medidas o actuaciones que se siguen contemplando en la actual Política Agraria Común, como el almacenamiento privado de la mantequilla y de la leche en polvo, o las medidas de promoción, son sin duda medidas útiles que deben de mantenerse.

Sin embargo, en el contexto actual, se demostraron más que insuficientes. Para algunos especialistas, nuevas medidas de promoción para nuestros excedentes de mantequilla y de leche desnatada son necesarias y proponen un fondo de seguro de crédito a la exportación como herramienta que podría mejorar la posición de estos productos en el mercado mundial. Es de destacar que una herramienta de este tipo ya está siendo utilizado por nuestros principales competidores en el mercado mundial de estos productos.

Igualmente, la instauración de políticas más de carácter simbólico que efectivo, como el establecimiento de ayudas a renta de carácter extraordinario que inyectan unos cuantos millones de euros al sector, son solo parches temporales con una más que limitada respuesta.

Ante la falta de propuestas de las autoridades europeas y a la vista del continuo agravamiento de la crisis, parece evidente que para salir de la espiral de precios bajos, incrementos de producción individuales y disminución de los rendimientos, se requiere de respuestas que eviten “que el mercado haga su trabajo”, por las graves consecuencias económicas, sociales y medio-ambientales que el abandono de la producción de la leche tiene, sobre todo en territorios como el asturiano, en los que la producción de leche no tiene alternativa productiva posible. Cuestión ésta muy distinta a la que ocurre en otros territorios, como por ejemplo ciertas zonas de regadío de Castilla- León. Ante esta inacción de las autoridades europeas y el agravamiento de las crisis, empiezan a aflorar diferentes propuestas de muy distintos orígenes con muy distintos objetivos.

La alternativa de reducir producción para recuperar los precios

Entre las nuevas medidas destaca una que se retomó con fuerza recientemente, consistente en reducir la producción europea de leche durante un período de tiempo limitado y para un volumen predefinido, cuyo objetivo sería reequilibrar producción y demanda de una forma ordenada, amortiguando los indeseables efectos de la actual crisis.

Según Farm Europe, con un gasto de 500 millones de euros, semejante al de la ayuda a renta establecido por la Comisión el pasado otoño, se podrían retirar entre 2 – 2,5 millones de toneladas de leche del mercado europeo, lo que se estima podría generar una recuperación del precio de la leche percibido por los ganaderos.

Pero de abrirse camino esta propuesta, sería necesario que se reconociese la diversidad de situaciones existentes entre los distintos estados miembros, con países altamente excedentarios, frente a otros que somos altamente deficitarios, o regiones para las que no existe alternativa productiva o tiene grandes hándicaps productivas, como por ejemplo ser zonas de montaña.

Resulta evidente la carencia de propuestas de las autoridades europeas ante la crisis más grave del sector

De no ocurrir así el sector lácteo asturiano, tanto el productor como el transformador, seguirían inmersos en una clara situación de desventaja competitiva, cuyos resultados seguramente no serían otros que la perdida de muchas unidades productivas.

Resulta evidente la carencia de propuestas de las autoridades europeas ante la crisis más grave que en el sector lácteo europeo haya sufrido. Para algunos, esta inactividad de las Instituciones Europeas no es más que su reafirmación de los postulados contenidos en la reforma de la PAC aprobada; mientras que para otros, se trata de una muestra de incapacidad para reaccionar a la situación que la PAC aprobada generó.

Necesidad de que los Estados miembros propongan una solución para el conjunto de los ganaderos de la UE

Pero frente a esta carencia de medidas de las instituciones, comienzan a aparecer, como ya comentamos, multitud de propuestas que en muchos casos tienen más que ver con intereses concretos de ciertas colectividades que con el problema general de los ganaderos de leche europeos.

Por ello, se hace cada vez más necesario que los responsables políticos de los distintos estados miembros realicen una propuesta de medidas concretas a implementar que signifiquen una solución para el conjunto de los ganaderos. De lo contrario, como se empieza a intuir, los grandes grupos de presión serán los que fijen la política láctea europea.

 

Fuente: www.campogalego.com

Our website is protected by DMC Firewall!