joomla social media module
joomla social media module

Hazte Socio

Descarga, cubre el formulario y envíalo: info@ganaderosasturianos.es

FORMULARIO ALTA

Evolución del mercado lácteo

Buscador

El precio de la leche de venta al público en las próximas semanas no estará por debajo de los 60 céntimos por litro. Los ganaderos no han logrado, ni lograrán, el

establecimiento oficial de un precio mínimo para la leche en el campo, de acuerdo con las actuales normativas. Sin embargo, según se desprende de los compromisos asumidos por industriales y la gran distribución en las negociaciones mantenidas en el seno de la interprofesional de la leche, los precios se revisarán al alza a muy corto plazo, cuando finalicen las campañas en marcha.

El conflicto con los ganaderos por lo que ellos consideran “injustificados bajos precios” de la leche, camina hacia un acuerdo, aunque sin documentos firmados. Con la presencia del Ministerio de Agricultura, impuesta por la gran distribución, y muy especialmente por las tiendas de fuertes descuentos, se busca acordar un precio que remunere a toda la cadena, incluido al campo.

En el sector de la leche, más del 60% de las ventas corresponden a las marcas blancas o de la distribución con precios que, en muchos casos se hallan en los 50 céntimos por litro e, incluso, hasta por debajo de esa cifra. En el conjunto del sector, contando con los precios más elevados de las marcas de fabricantes, se baraja oficialmente un precio medio para la leche entre 54 céntimos y 55 céntimos por litro.

Bloqueos en la industria gallega

Los ganaderos propietarios de las explotaciones productoras de leche bloquearon este domingo  la totalidad de las industrias lácteas gallegas, —que suman un total de 15— y pidieron apoyos para hacer lo mismo con la distribución: la central logística de Gadis, en Betanzos, y la de Vegalsa, en Oroso.

También solicitaron apoyos a otros ganaderos para bloquear el centro de distribución que tiene Mercadona en León, así como el de Reny Picot en Navia (Asturias). De hecho, según el coordinador de la Organización de Productores de Leche (OPL), Anxo Escariz, este lunes tendrá lugar una reunión para decidir cómo se llevará a cabo el bloqueo del centro de distribución de Mercadona en León. Escariz insistió en que “todas las industrias están bloqueadas”.

La cadena de valor elaborada hace varios años por el Ministerio de Agricultura ya contemplaba un precio mínimo de venta al público de 69 céntimos a partir de un coste en origen de la materia prima de 34 céntimos. En la formación de los precios, un 37% corresponde a la materia prima, el 39% a los procesos industriales y el 24% a la distribución.

La subida media mínima de cinco céntimos en los precios de venta al público para una gran parte de la leche que actualmente se comercializa a bajos precios se trasladará desde la gran distribución a las industrias, que se han comprometido a hacerlo, a su vez, a los precios pagados a los ganaderos.

Sin embargo, mientras desde la parte alta de la cadena se tratan de articular medidas para el establecimiento de unos precios más justos para el ganadero, algunas empresas, con un fuerte peso en el sector, están practicando, en estos días, una política de bajada de precios en los contratos que deben entrar en vigor el 1 de octubre. En esta línea de bajar los precios entre uno y dos céntimos está Central Lechera Asturiana en sus compras a los no socios cooperativistas, los portugueses de Lactogal-Celta y los franceses de Lactalis-Puleva-Lauki- Flor de Esgueva-Forlasa.

Contratos a la baja

Para el sector, esta actuación refleja que no existe una voluntad real de llegar a un acuerdo, por mucho que las firmas se adhieran a las propuestas de la Administración. Los ganaderos reclaman, de entrada, que se revisen los contratos en esa línea firmados en las últimas semanas, lo que supone elevar los precios.

El viernes pasado, los grandes grupos de la distribución —Anged por los hipermercados, Asedas y Aces en nombre de los supermercados, y las industrias a través de la Federación Nacional de Industrias Lácteas (Fenil)— acordaron sumarse a la propuesta de Agricultura para garantizar unos precios justos para la leche. Por parte del sector, se adhirieron la organización agraria Asaja y las Cooperativas Agroalimentarias. Upa defiende el acuerdo, pero exige más garantías de precios para su firma y Coag lo rechaza por inconcreto. En próximas fechas se producirá la firma de las empresas que lo asuman.

Para hacer frente a la crisis del sector, el Ministerio planteó en agosto una propuesta de acuerdo con ganaderos, industrias y a la gran distribución para lograr la sostenibilidad de la cadena de valor de la leche, desde que el producto sale de la granja hasta que llega al consumidor.

DMC Firewall is developed by Dean Marshall Consultancy Ltd