Hazte Socio

Descarga, cubre el formulario y envíalo: info@ganaderosasturianos.es

FORMULARIO ALTA

Evolución del mercado lácteo

Buscador

En la actualidad, la demanda de leche rica en calcio es muy alta. Sin embargo, esta demanda puede hacer mella en las vacas productoras de leche, ya que aproximadamente el 5-10 % de la población de vacas lecheras de Norteamérica sufre hipocalcemia. El riesgo de esta enfermedad es especialmente alto inmediatamente antes y después del parto.

La hipocalcemia se asocia con problemas inmunológicos y digestivos, disminución de la tasa de preñez e intervalos más largos entre gestaciones. Todos ellos plantean un problema para los productores de leche, cuya rentabilidad depende de las gestaciones normales y de la producción de leche rica en calcio.

Mientras que se ha investigado mucho en tratamientos para la hipocalcemia, se han realizado pocas investigaciones enfocadas en la prevención. En roedores se ha demostrado que la serotonina desempeña un papel muy importante en el mantenimiento de los niveles de calcio; basándose en esto, un equipo de la Universidad de Wisconsin-Madison (EE. UU.) ha realizado una investigación sobre el potencial de la serotonina para aumentar los niveles de calcio en la leche y la sangre de las vacas lecheras. El equipo administró un producto que se convierte en serotonina a 24 vacas lecheras en el periodo previo al parto. La mitad de los animales eran vacas Jersey y la otra mitad Holstein, dos de las razas más comunes. Los niveles de calcio tanto en la leche como en la sangre circulante se midieron a través de todo el experimento.

Los resultados, publicados en en el Journal of Endocrinology*, mostraron que las vacas Holstein tratadas presentaron mayores niveles de calcio en sangre pero menores en leche (comparadas con el grupo control). Ocurrió lo contrario en las vacas Jersey tratadas, que presentaron niveles de calcio en leche mayores, particularmente obvios a los 30 días de lactación, lo que sugiere un papel de la serotonina en el mantenimiento de los niveles de calcio a través de la lactación.

De esta forma, los investigadores han podido conocer que la regulación de los niveles de calcio son diferentes en las dos razas. La serotonina aumenta los niveles de calcio en sangre en la raza Holstein y los niveles de calcio en leche en la raza Jersey. Además, el tratamiento con serotonina no tuvo ningún efecto en la producción de leche, sobre el consumo de alimento o en los niveles de hormonas necesarias para la lactación.

El siguiente paso es investigar en los mecanismos moleculares mediante los que la serotonina regula los niveles de calcio y cómo este varía entre razas.

Los investigadores también quieren trabajar en la posibilidad de utilizar la serotonina como una medida preventiva de la hipocalcemia en vacas lecheras, lo que permitiría a los ganaderos mantener la rentabilidad de sus negocios y asegurar que sus vacas están sanas y producen una leche nutritiva.

 

Fuente: http://www.agronewscastillayleon.com

DMC Firewall is developed by Dean Marshall Consultancy Ltd