El Consejo de ministros de agricultura de la UE, en su reunión del mes de febrero, se limitó a “comentar” la grave crisis que sufre el sector productor de leche, derivada de la caída de los precios y del hecho de que las medidas adoptadas hasta la fecha no aliviaron esta situación. Sí se reconoció la gravedad de la situación; sin embargo, ninguna decisión fue adoptada.

La conexión del sector con los mercados globales traslada al mercado interior las caídas de precios provocadas por los desequilibrios entre oferta y demanda, a pesar de la incongruencia de que la UE apenas exporta el 8 % de su producción de leche. No vamos a profundizar en las políticas lácteas comunitarias, aunque conviene señalar que la liberalización se aproxima más a las estrategias propias de países netamente exportadores, como Nueva Zelanda, que a las políticas de otros países más dirigidos al consumo interior, como EE.UU., Canadá o Suiza, que mantienen mecanismos de regulación para limitar el impacto de eventuales desequilibrios en los mercados.

La conselleira del Medio Rural de la Xunta, Ángeles Vázquez, compareció ayer a petición propia en el Parlamento con el fin de hacer balance de las medidas que está tomando la Xunta de Galicia a favor del sector lácteo y valorar los acuerdos de ayer en el Consejo de Ministros de Agricultura de la Unión Europea. Tras esta reunión, la titular autonómica entiende que las organizaciones de productores, interprofesionales y cooperativas tienen que dar pasos para establecer acuerdos voluntarios para regular la producción de leche líquida, en un momento en el que hay un fuerte desequilibrio entre la oferta y la demanda, una actuación que desde ahora sí autorizará Bruselas.

¿Mero árbitro o una parte más del proceso? El papel de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) en el conflicto abierto en el sector lácteo hace más de un año ha quedado en entredicho porque, según los ganaderos, parece haber tomado partido por uno de los eslabones de la cadena. Se trata del comercio minorista que ha tratado de mantener un papel discreto en todo este conflicto.

La Unión Europea trata de ganar tiempo a la crisis del lácteo con más parches. El sector sufre una sangría de precios histórica desde que se vio obligado a decir adiós al sistema de cuotas en el 2014. Ninguna de las medidas que desde entonces se han puesto sobre la mesa han servido para amortiguar el duro golpe. Ni las de entonces, ni las de ahora.

DMC Firewall is developed by Dean Marshall Consultancy Ltd