Las movilizaciones de los ganaderos gallegos, que ayer tenían bloqueadas a las principales industrias y paralizado las entregas, han logrado parte de las reivindicaciones planteadas desde el sector. Las industrias Celta

y CLAS, que habían planteado bajadas de precios en los contratos para octubre, han roto los mismos y han propuesto subidas. Estaba pendiente la decisión de la francesa Lactalis. En la distribución, Mercadona subirá hasta dos céntimos el precio a pagar a los ganaderos y Vegalsa-Eroski incrementará dos céntimos el litro al consumidor.

Como en conflictos anteriores en el mismo sector de la leche, Mercadona ha sido el primer grupo de distribución en romper el fuego con una subida a los ganaderos. La empresa de distribución que, en este caso espera no quedarse sola con su iniciativa, ha decidido que sus proveedores, Iparlat, Lactiber y la cooperativa Covap en leche, Entrepinares en quesos y Schreiber en yogures, hagan una subida de precios de hasta dos céntimos por litro, sobre todo en las zonas donde existen los precios más bajos como Galicia y la cornisa cantábrica.

Los ganaderos que entregan leche a Mercadona, algo más de 3.000, ya cobran un 10% por encima de la media. Esa subida al ganadero no se repercutirá en el precio final al consumidor. En este grupo los precios de venta ya son superiores a los 0,60 euros por litro, precio mínimo al que existe el compromiso en la distribución de vender en el futuro para mejorar el precio inicial en el campo. De media, el precio de venta al consumidor en España ronda los 0,55 euros por litro. Por su parte, el grupo gallego de distribución Vegalsa-Eroski sí subirá dos céntimos el precio de venta al público.

Junto a esta respuesta inicial desde la distribución, los ganaderos han logrado que varias empresas que habían suscrito nuevos contratos a la baja con los ganaderos para aplicar desde el mes de octubre, los rompan y elaboren otros nuevos.

Nuevos contratos

La portuguesa Lactogal-Celta, subirá los precios dos céntimos hasta casi los 0,30 euros, lo mismo que Central Lechera Asturiana. Desde las organizaciones convocantes de las movilizaciones en Galicia, se valoran las iniciativas acometidas por los dos grupos de distribución, Vegalsa-Eroski y Mercadona y esperan que hagan lo mismo el resto de los grupos. En la misma línea se han valorado las decisiones de las industrias de romper los contratos a la baja firmados para octubre.

Para poner fin a las movilizaciones, desde Unions Agrarias, Román Santalla plantea que, además de sumarse otros grupos a las subidas, es necesario que Agricultura, en los acuerdos que suscriban las industrias y la distribución, ponga como referencia los precios que se contemplan en la cadena de valor elaborada hace ya dos años por la propia Administración.

Ese análisis contemplaba un precio medio de coste de 0,34 euros en origen y unos 0,69 euros para su venta al público, referencias que los ganaderos mantienen que pueden ser aceptadas por Competencia.

Our website is protected by DMC Firewall!